miércoles, abril 18, 2012

El carácter ideológico que se asume en la sociedad ecuatoriana en los actuales momentos.

Antes que todo ¿Qué es la ideología?

La ideología es el conjunto de ideas que forman y conforman uno o varios pensamientos o postulados de como observamos, tanto individualmente como colectivamente, la sociedad y todo lo que de ella entrañe.

Ésta establece el carácter de propio (diferente al de la utopía), cuando se trata de defender criterios sobre como el individuo o el conjunto de individuos (desde la visa "común") sobre un conjunto de hechos que se dan dentro del conjunto de relaciones propias de una sociedad, por ejemplo  cuando mencionamos las cuestiones sobre la naturaleza (cambio climático, medio ambiente), el rol del comportamiento de la niñez (sobre su educación), sobre el accionar político (antes, durante y después de una campaña electoral; durante su ejercicio en cargos públicos), entre otros.

La sociedad ecuatoriana viven en los actuales momentos un proceso en el cual el común de los ciudadanos se hagan de una idea sobre un modelo de desarrollo basado en el Estado de Bienestar; en este derrotero, la posibilidad de la participación de una buena parte de la ciudadanía en asumir su rol frente a estos hechos y ser clave en el ejercicio del mismo es una nueva cosmovisión de dicha realidad: la participación ciudadana como eje inicial y final de todo accionar público.

Siguiendo este camino, el Estado en mención se ha fortalecido y su presencia en muy buena parte del componente de la vida privada y pública es un hecho, asumiendo su acción de la "res" pública con eficacia en muchos campos (por ejemplo el social), sin embargo, ha fallado en muchos otros, tanto por la propia acción del mismo Estado (como ser displicente en su cuestionamiento al poder fáctico), como por  la incapacidad de leer al público en lo que respecto a decisiones de elección en personal cualificado para las áreas respectivas (cuando se coloca a personas desconocedoras del ámbito tal cual se lo exige el mismo) y esta acción es contradictoria claramente ante las ideas o postulados que se vienen promocionando en la vida cotidiana.

Es natural que toda sociedad asuma con prontitud y puntualidad todo beneficio que el Estado dé a sus ciudadanos, pero en la sociedad ecuatoriana no se le da un valor agregado al mismo, y ese modelo de gestión tambalea, muy especialmente cuando se toca lo elemental en la vida misma del individuo: la libertad. El "dejar hacer" es parte inherente al desarrollo de toda sociedad, y su  "sacrificio" no es algo que se haya dado en beneficio de inventario, ni en cualquier situación o contexto político se toca eso.

Es importante no olvidar que toda acción pública en la sociedad ecuatoriana (aunque no única), está sujeta al bolsillo. "El ecuatoriano es patriota hasta que le tocan el bolsillo" se dice, y bien esto puede estar presente hasta el día de hoy.
Publicar un comentario