viernes, febrero 26, 2010

IMPACTO MIGRACIONAL QUE TUVO LA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL Y SUS CONSECUENCIAS EN LAS DEMÁS RAMAS DE LA CIENCIA.


La División que el mundo tuvo durante la etapa que siguió a la caída del Ancien Régime implicó cambios estructurales en la parte política fundamentalmente, ya que del sistema absolutista, se pasa a uno donde se manifieste la representación por medio del “consenso general”; aunque fue la Revolución industrial que marcó para siempre todo el escenario socioeconómico de la formas de vida que se estaban gestando, muy en particular en Inglaterra quien, a raíz de esto, puede crear (y exportar), una nueva forma de desarrollo económico en el cual primaba el deseo de progreso material, en donde las condiciones de vida antes de esa etapa eran precarias, a tanto que “se estima que entre 1650 y 1750 la población mundial crecía al 0.3 por ciento anual”

Todas las actividades que se desarrollaban en ese entonces se manejaban artesanalmente, y de forma muy reducida, lo que, por lógica, implicaba altos costos en la producción de bienes que, al mismo tiempo, sólo podían ser accedidos a unos pocos, lo cual no permitía la democratización de la comercialización de los bienes que estaban siendo producidos en esa cantidad y antes de la Revolución Industrial; el transporte era marítimo y no existía el ferrocarril; también lo que consistía en educación y cultura era vedado para las amplias mayorías; el consumo de determinados productos, como el cacao o el café, también era para una clase privilegiada.

Desde el momento en que se da el inicio de la Revolución Industrial las formas de producción cambian radicalmente: Se desarrollan las fuerzas productivas; se da el surgimiento de las máquinas (primero para navegación y después para la producción); socialmente se incrementa el rendimiento de la producción, logrando el acceso mayoritario a los alimentos y se desarrolla en medicina las vacuna, permitiendo el crecimiento sostenido de la población. Nacen las fábricas. Como se puede apreciar “La Revolución Industrial fue fundamentalmente una revolución productiva, es decir, una transformación en la capacidad de producción y de acumulación de la humanidad”.

En el sector de las periferias, la necesidad de materias primas era fundamental, ya que era indispensable para la creación de bienes y servicios que demandaba la metrópoli; estas materias primas estaban en el campo, ya sea en el campo inglés o en el campo de las colonias. La estructura agraria se constituía de cereales y leguminosas; por tanto, al ser necesarias la lana, por ejemplo, esta estructura cambia a la ganadera; en este sentido las fuerzas laborales cambian, ya que aquellos que ya no se consideran necesarios obligatoriamente, por la reducción del trabajo que implicaba este cambio, se trasladaban a la metrópoli a ser parte como obreros en las nacientes fábricas.

Estos cambios en la base socioeconómica, también se manifiestan en la sociedad en general, ya que, por un lado, el campo y lo que respecta al paisaje en general, cambia completamente por los procesos tecnológicos que implicaba esta nueva etapa de la humanidad; el campesino, que queda sin trabajo en el campo, va a la gran ciudad y se transforma en obrero con salario, lo que le permite acceder a bienes y servicios que se estaban creando y mejorando en las mismas fábricas donde ellos estaban laborando...

En otra etapa, cuando se ha desarrollado muy profundamente el nivel tecnológico de esta etapa de la humanidad, los países de la periferia y los países desarrollados confluyen en un mismo proceso global, ya que, por un lado, se gesta condiciones necesarias para que la acumulación de recursos financieros que posibilitan la Revolución industrial se dé y, por otro lado, se abren nuevas áreas de comercio internacional para que los productos, ya sean bienes o servicios, sean exportados a las colonias para su consumo.

Todas estas transformaciones estimularon las olas migratorias de mano rural, la utilización, más tecnificada de las tierras ya cultivadas y el desarrollo de otras formas de cultivo y otros productos necesarios para el consumo. La Revolución Industrial permitió que se aplicarán técnicas de desarrollo que permitieron la creación de materiales duraderos, muy específicamente de los metales, “estos significa, por ejemplo, que es posible construir bienes de producción que puedan conservarse durante un tiempo más prolongado produciendo nuevos bienes, lo que implica una considerable rebaja en la tasa de depredación de los medio de producción por el aumento de su vida útil.”

Esta Revolución permitió que se transformara la sociedad en su conjunto, ya que, al reorganizar el agro, por ejemplo, se logró destruir de forma creciente la servidumbre y la organización social basada sobre la aldea campesina, logrando estimular la emigración del sector rural a la metrópoli. Dentro de este proceso, muy particularmente con el sector manufacturero primero y, después, con el fabril, se constituyen 2 instituciones importantes en el desarrollo de esta etapa de la humanidad: por un lado el proletariado urbano que tenía la capacidad de adquirir bienes, ya que era remunerado con un salario por el trabajo realizado en las fábricas; y, por otro lado, la del empresario capitalista, que era el dueño de los factores productivos y que su papel era el de organizar el desenvolvimiento de la actividad empresarial.

Al desarrollarse la medicina, como se mencionó al inició, logro sostener un crecimiento poblacional, ya que, hasta mediados del siglo XVIII, la población mundial no había logrado superar la cifra de alrededor de 700 millones de personas. A partir de ahí, que coincide con los albores de la Revolución Industrial,”la población comienza a acelerar su crecimiento, y ya no vuelven a observarse, como en ciertos períodos anteriores a la historia, disminuciones absolutas del volumen de la población mundial como consecuencia de las grandes hambrunas y plagas que afectaban seriamente el crecimiento de la población”

La expansión en lo que al sector industrial implicó en Inglaterra y otros países europeos, no sólo significó la transformación del sector rural, sino también el incorporamiento a la nueva economía del resto de países de las zonas periféricas del continente al nuevo comercio internacional que estaba naciendo, provocando así un desplazamiento de recursos humanos. Se trataba de traslado de personas que, con una densidad relativamente mayor, van a regiones que están en relativo “vacío” en el mundo; este proceso migratorio fue esencial para los sectores rurales de Europa, ya que este traslado permitió a esas personas llegar a lugares donde la productividad por hombre era muy superior, permitiendo abastecer económicamente las demandas que de este proceso de crecimiento demográfico implicaba dentro de Europa. En síntesis: “Europa traslada áreas de mayor productividad, y de productividad creciente, el excedente poblacional originado por su industrialización y transformación rural. Las innovaciones tecnológicas, las transformaciones en la agricultura y la presión del crecimiento poblacional constituyeron las principales fuentes impulsadoras de la emigración.” 



Fuente: 
SUNKE, Osvaldo y PAZ, Pedro: El subdesarrollo latinoamericano y la teoría del desarrollo, España,

Publicar un comentario