domingo, marzo 28, 2010

EL SILENCIO DE LOS INOCENTES: OTRO ACTO DELEZNABLE DE LA IGLESIA CATÓLICA.


Simplemente las noticias nos dan a conocer lo que antes no se conocía; la información que día a día le llega a la persona común y corriente es clara y diáfana, sin intermediarios ni mediadores de ninguna naturaleza, es por eso que determinadas instituciones históricas le temen a una sociedad informada, ya que esta toma decisiones importantes que pueden marcar el destino de su vida por sus propios méritos; por tal razón es que una decadente y dogmática Iglesia Católica ha cometido actos tan tristes como en que se conoce hoy en día; antes también se daban sin duda alguna, pero hoy se da a conocer los abusos sexuales por parte de los sacerdotes que ha movido a la comunidad internacional a rechazarlos, pero todo esto tiene su origen.

Por un lado, el poder de la Curia es muy grande que puede manipular a su antojo los deseos de personas humildes a dejarse llevar por las palabras de un "santo", cuando la realidad es que estos también gozan de deseos humanos; esa manipulación se ve reflejada en estos actos que, de una u otra manera, marcan el destino de aquellos abusos, sin mediar el daño que les causan, esta cuestión no sería mayormente connotativa viniendo de un "hombre común", sin poder ni gracia (Por ejemplo, hubiera sido bueno que Alberto Cutié se haya separado totalmente de la Iglesia, y no buscar ropajes en casa ajena), ya que como se sabe, el status quo y el poder que se otorga por parte de la sotana es inmensa, y puede mover montañas o sentimientos individuales capaces de transgredir todo acto que atente a la dignidad humana.

Por otro lado, no sorprende que todo quede en "casa", la mediocridad puede ser muy grande, o, como dijo el Cardenal Walter Kasper a Corriere Della Sera, reproducido por diario El Universo de Ecuador: "Ya desde su época de cardenal, el Papa consideró la necesidad de nuevas reglas, más severas, que antes no existían, para afrontarlos. El que ahora algunos diarios instrumentalicen esos terribles casos para atacarle frontalmente es algo que supera cualquier tipo de justicia y de lealtad". O sea, si se lee bien, ya desde la etapa de Cardenal, el Papa ya conocía los actos y trataba de velar por nuevas reglas que sean más severas, que supuestamente no exsitían, si la posibilidad del Celibato no la levantan, es muy difícil considerar que la Iglesia Católica afronte las nuevas etapas  que la Sociedad Humana afronta,  como la cuestión del Cambio Climático o la crisis económica mundial que esta afectando a la misma sociedad en estos instantes; a lo mejor ellos creen que siguen viviendo en la etapa Medieval y la información no llega, pero es un error: hoy todo se conoce y se puede analizar, con mejor criterio, lo que acontece en el mundo.

Bueno, esta tela esta entera para ser cortada, porque todavía no se hace conocido los actos que esta Institución ha hecho a lo largo de la historia en este tema; bueno, como se sabe, al igual que Cutie, habrá que cambiarse de bando... O todo sea por el buen nombre de la Iglesia.



- Para tomar referencias de opinión, leer el artículo "Salvad a los niños" por Lisa Miller en la página 6 de la revista Newsweek en español, del 28 de marzo al 6 de abril del año 2010.
Publicar un comentario