domingo, enero 27, 2013

Lance Armstrong y la duda metódica en el ciclismo profesional.


Muy seguramente no dicho todo sobre este tema, que ha generado un repudio internacional, el ciclista, exganador del Tour de París por siete veces, ha caído ya en la desgracia como sujeto social.

Sin duda muchas personas lo estimaban en su entorno por su gran desempeño en el campo del deporte en el que se desenvolvía, ya que ganar dicho torneo ameritaba un grado superlativo, en la cual el nivel que alcanzaba era objetivo de análisis con respecto a ser un paradigma de evolución continua y preparación permanente; también que, al ser un ejemplo como tal, muchos y muchas tenían esa perspectiva de alcanzar lo que se proponían no solo en el deporte, sino en cualquier momento de la vida cotidiana de aquellas personas. Pero las cosas no saben salir como se piensa.

La Unión Ciclista Internacional (UCI), según el diario francés Le Monde, había encubierto dicho proceso para acaparar los éxitos alcanzados por el estadounidense "a toda costa", no es más que una fehaciente muestra que las  instituciones encargadas en velar por la integridad del deporte a nivel competitivo se olvidan de su labor latente: dirimir justamente y en buena lid el desarrollo de toda competición, evitando el uso de medios ilegítimos e ilegales que pudieran dar ventaja clara frente a otros competidores.

Por otra parte el asunto, desde la mira epistemológica, ha llegado a niveles en donde la lógica natural acepta como valedera dicha acción: la broma de que una biblioteca de Australia iba a pasar a la sección de ficción los libros del deportista en mención no solo es una muestra de que las dudas disipan el escenario de cómo podría tenerse como referente a quien ha ido contra el antideportivismo para lograr el éxito (cabe recalcar que solo se habla del tema deportivo, sobre su asunto de la lucha del cáncer y su loable aporte en su fundación son temas totalmente diferentes)

Ahora hay un asunto o un conjunto de preguntas que queda(n) flotando, ¿los que ganen en el futuro realmente pudieran salirse de la connotación que deviene este asunto? ¿Cómo podrán las instituciones romper el cerco con respecto a su "participación" dentro de los procesos que afecten al ciclismo en particular y el deporte en general? Existirán muchas preguntas y, muy seguramente, dudas y enigmas que no podrán responderse  por el estado de las cosas que afectan al deporte, más aún, si hay un interés pleno en que la misma situación forjaría al deportista a ganar todo lo que tenga frente en competición sin importar las consecuencias de sus actos.


Tomado de: http://sociologiadeportivaec.blogspot.com/2013/01/lance-armstrong-y-la-duda-metodica-en.html
Publicar un comentario