viernes, agosto 21, 2009

ESTRUCTURA MULTIMEDIATICA DE LOS DEPORTISTAS EN EL ECUADOR: ANÁLISIS EPISTEMOLÓGICO DE SUS VÍNCULOS CULTURALES CON LA CIUDADANÍA.


Introducción.

¿Cómo ubicar en el estrato social a los deportistas en la sociedad ecuatoriana? ¿Cómo se manifiesta el multimediatismo de dichos deportistas con el medio social que los rodea?

En el campo social, las relaciones sociales que se tejen desde la infancia marcan claramente cómo será el individuo dentro del campo social al cual está adscrito (refiriéndonos a las características que una persona tiene desde que nace), por ejemplo un niño de 10 años dentro de su familia será guiado como tal. Esto puede ser determinante en el sentido estricto del ejercicio de todos los agentes de socialización (como la escuela) que coadyuvan a “alinear” a dicho sujeto hacia una directriz clara de que es lo que va a hacer en su camino diario de vivir, esto implica un alto costo epistemológico, ya que la naturaleza del ser es, por lo general, cambiante, y tarde o temprano será el mismo individuo que manifieste algún interés particular de cambio (en el sentido estricto y definitorio de la palabra, sin caer en sesgos ideológicos), dicho de otro modo, ¿Cómo no lograr que el individuo se aleje de su realidad sin que esta afecte a terceros? En este lineamiento, la praxis educativa de todo individuo es la transformación, como diría Paulo Freire, “educación es praxis, acción y reflexión del hombre sobre el mundo para transformarlo”; una educación clave es aquella que se da en el diario vivir y, en ese sentido, todos los deportistas tienen una deber con la sociedad que las cobija, pero esta también debe muchos los deportistas que dan parte de sí para ellos; es claro, sociológicamente, que la carga mediática de los deportistas dista mucho de ser la de ser un simple individuo, es, a mi juicio, un ciudadano multimediático que ejerce un poder que va más allá de ser una simple representación de un grupo específico , por eso es importante conocer social, cultural y epistemológicamente cuales son las estructuras en las cuales los deportistas se desempeñan dentro de la sociedad en la que viven, muy en especial la ecuatoriana, que se precia a sí mismo como Plurinacional e intercultural, en este ensayo explicaremos todos estos elementos para su mejor comprensión.


Desarrollo del tema.

2.1.- Epistemología del deporte desde el ámbito ciudadano.

¿Qué es lo que la ciudadanía espera de aquellos deportistas que están representando a un determinado grupo social? lo que todo el mundo espera: que los represente de la mejor manera posible, pero eso no es todo.

En las lógicas lineales, solo se entiende al deportistas como una persona que ha desarrollado una cualidad con referente al otro y que tiene por objetivo cumplir un propósito determinado, más si en algunos casos se considera que gran parte de la financiación de el desarrollo de dichos deportistas es financiada por el Estado (léase las personas que aportan al fisco), pero, ¿Es normal verlos así o hay otra mirada que los ponga en otra tarima?, en la actualidad, se concibe al deportistas como un atleta (bien remunerado por si acaso); en amplios sectores de la sociedad (en especial las clases medias), cuestionan el hecho de que por la valoración exagerada de un deportista se tenga que pagar cuantiosas sumas de dinero, en especial en épocas de crisis donde muchas personas han perdido el empleo (caso Cristiano Ronaldo y Kaká al Real Madrid), además que muchas instancias cuestionan lo montos dados por dichos jugadores (Michel Platiní, presidente de la UEFA, ha dicho que es raro esas valoraciones; o el mismo Pelé que esta en esa misma línea), sin embargo, pienso que dicha valoración va más allá del ámbito económico, ya que el Real Madrid aspira obtener dividendos por los por los pases de los jugadores con la publicidad y el marketing que se genere sobre ellos; el hecho es que la condición misma de los deportistas le ha dado un "estatus" determinado a dichos jugadores (cosa que en otros deportes no sucede lo mismo), ¿Quién no ha deseado ser jugador de fútbol viendo esas cifras astronómicas?

El estatus señalado les da un plus único, que ni siquiera se puede imaginar un ciudadano cualquiera (ni siquiera entre los deportistas mismo, como el caso de un jugador como Antonio Valencia de Ecuador); hasta en ellos se ramifican las jerarquías sociales: los que juegan en equipos como Real Madrid; después los que siguen...en ese lado (el último), lo que impera es la lógica racional (más que nada viendo las arcas fiscales (¡quien no conoce en la actualidad al Cristiano Ronaldo!).


2.2.- Ecuador: Del mito de la idolatría a la praxis futbolística.

En Ecuador, los jugadores se guían por el hecho de pertenencia a un grupo social originario más que por el grupo social en el que están; en muchos casos, los deportistas (con mención especial a los futbolístas), se hace mención a la capacidad de desarrollarlos "desde sus orígenes", pero, ¿Qué pasa cuando la etapa de inicio ya termina y toca "subir"? Benito Floro, ex técnico de Barcelona, mencionó una realidad: a los chicos se les enseña a ganar copas, pero no ha jugar. ¡Cuanta verdad!. Es muy sencillo ganar copas en torneos donde el jugador se forma un jugador, pero no se lo enseña a jugar, a demostrar si esta capacitado o no para encarar el reto de subir a un equipo "A", ya que, como sostengo en este caso, los juveniles en su mayoría se conocen, pero cuando les toca enfrentar a jugadores con mayor jerarquía se desploman a una realidad: no saben jugar.

La idolatría en el fútbol implica tradición. Como señale en su momento, la idolatría se forja desde lo alto a lo bajo, desde lo grande a lo pequeño y, si se gana en base a eso, se la gana, sin embargo, ¿Qué pasa cuando solo se apela a la idolatría cuando los triunfos son escasos?, algunos dirán que se sigue al equipo "hasta la muerte", pero lo que hereda no se hurta, y, los jugadores imponen lógicas en las cuales ya la idolatría esta "out", como lo hecho por la Liga de Quito, aunque Este equipo no es ídolo (en el todo concreto), ha desarrollado las bases como para asegurar "su" pelea por un pedazo de pastel en lo que ha hinchas se refieren. Se cuestiona esa forma de ver a los "ídolos", pero ese mito se cae con trabajo (cosa que otros equipos no hacen), ¿Acaso con idolatría se ganan copas? ¿Acaso con idolatrías el equipo contrario temerá?, esta praxis en la cual, el trabajo metódico es el premio mayor para la consecución de torneos (que a la larga es lo importante), le da un estatus especial a determinados jugadores que se esfuerzan por sobresalir sin necesidad de dicha mitificación, lo que es mejor en cierta medida: construyen la idolatría.


2.3.- El deportista ecuatoriano frente al ciudadano común (de a pie).

¿Como ve el ciudadano "de a pie" (como se menciona a la persona común), al deportista que tiene un estatus diferente con respecto a el? Muy variado diría que se ve, por una lado pienso que al deportista se le da un rango muy especial solo por el hecho de ser parte de una "élite" que representa intereses creados que cumplen a cabalidad; otros consideran que es una perdida de tiempo lo que hacen, ya que creen que es un gasto que hace el Estado (como mencioné, por aportes de las personas al fisco) para soventar "la vagancia" (según algunos); otros consideran es un pasatiempo que le permiten a los deportistas estar dentro de esa cultura y no ser parte de pandillas o estar en vicios, como la drogadicción.

Pienso que la praxis se escapa de la realidad en cierta medida: epistemológicamente hablando, el deporte nace como una manera de premias a los mejores dotados y, en caso de ganar, el Estado les subvenciona de por vida una especia de mensualidad por su "logro", como en el caso de los Juegos Olímpicos que se disputaban en la Atenas de sus inicios; hoy no es el caso (mayoritarios), pero se participa por tener un estatus real frente a los demás, ya que ese poder no es algo que se lo dan por el simple hecho de ir a un campeonato sea cual sea, sino el mismo hecho de estar ahí es ya un logro (escolásticamente, los Europeos vieron en esas demostraciones deportivas como medios políticos para afianzar sus tesis, como la de la "raza aria" de Hitler; o demostrar poder para ganar por sobre cualquier cosa...).

El deportista ecuatoriano tiene mayor "tranquilidad" (así digo), ya que el medio en el que ase desarrolla es conservador, se prefiere estar más "en familia" que ser parte de un grupo "vandálico"...aunque eso se cuestiona por el hecho de que en varias ciudades, de la costa especialmente, el libre albedrío de los deportistas (jugadores de fútbol en mayor caso), se "pierden" por la fama otorgada debido a sus "logros" (bueee...)...


2.4- Capacidad mediática del deportista ecuatoriano.

Es de asombrarse el poder mediático que los deportistas a nivel mundial tienen (en especial los futbolistas), que llegan a estar al tope con respecto a altos directivos de varias instituciones, de líderes mundiales, de gobernantes, ect. Esto cautiva a más de uno, ya que sin duda uno trata de buscar la lógica al asunto (se sabe que, por naturaleza, los altos dignatarios son mediáticos por el poder político que concentran en ellos), pero, ¿Por qué los deportistas, en especial los futbolistas? En estos momentos se ha generado una parafernalia interesante con el retorno a la Fórmula Uno (F1) del siete veces campeón Michael Schumacher, quien asumirá el rol dejado por el piloto brasileño Felipe Massa, debido a un accidente hace dos semanas. Muchos dicen que vuelve por sus fueros, que lo hace como una demostración de que todavía esta en condiciones de seguir conduciendo a sus 40 años, que lo hace solo por no dejar el espacio vacío en lo que respecta al mediatismo de su escudería la Ferrari, ect. ¿Es o no creíble que todo ese andamiaje que se ha generado alrededor del piloto no podría generar mayor movilización de los mass medias? Algunos sugieren que el retorno es debido a que se desea mejorar “el rating” de la F1 después de su retiro, hace tres años…

¿Qué pasa entonces con el deportista ecuatoriana con relación al hecho de su mediatismo dentro de la sociedad? Un ejemplo: cuando retorno el delantero Agustín Delgado (considerado el artífice de llevar a la selección al mundial Corea-Japón 2002), se le dio un margen muy amplio (incluso el sector de la farándula se hizo eco en su momento), sólo por el hecho de ser un jugador mediático, ¿Se pensó en otra vía con respecto a ese valor esencial?, Durkheim decía que a los hechos hay que verlas con si fueran cosas y, en este sentido, la “cosa”, dada como manifestación mediática, nos lleva a pensar que el elemento asociador entre el jugador y los mass medias son los sujetos que están entre la relación poder y negociación, en otras palabras, estos últimos elementos constituyen la capacidad que un deportista tiene para poder acercar a las masas de acuerdo a sus intereses por medio de los medios, o sea los mass medias como he mencionado.

También se debe ver como un elemento mercantil, ¿No es un deportista un producto para el consumidor? Ser y parecer siempre tenían que ir juntos si se era la esposa del César y, en ese sentido, los medios construyen los arquetipos como formatos para el individuo de a pie y en la cual los medios los reproducen como algo necesario, como una “inversión” que se hace para obtener un rédito social (obviamente el económico), Bourdieu le llamaba a esto “reproducción cultural” (manera de reproducir mediante la inculcación de valores del pasado en la generación naciente. Bourdieu y Passeron, 1970) Sin embargo, ¿Qué se adapta como pasado algo que se introduce como nuevo?, la “cosa” mencionada, ya que en ese proceso de generar mediatismo a un deportista, este se lo “construye” de acuerdo a patrones sociales del momento, y lo que queda descartado queda en el pasado, sabiendo que esto puede retornar al mismo lugar, pero modificado de acuerdo a las necesidades de los consumidores, por lo tanto, esa “reproducción de los elementos que se dan en este proceso, que también son culturales, son modificados, en cuanto a categorías en las cuales se desarrolla el mundo presente, y recoge a la vez algún elemento empírico .
Por lo tanto, el mediatismo es un elemento fundamental en el quehacer de la vida de los deportistas, ya que en ella se manifiesta(n) sus necesidades con la sociedad, cual los crea como hijos de Dios y los hace a su semejanza (en el sentido de sus características), y los hace suyos, sin importar la diferencia que en ellos existiere (como por ejemplo la etnia, la religión, ect.).

Ahora vamos a ver algo interesante, si el mediatismo como vía lineal es importante, ¿Qué tan importante es la multilinealidad de un deportista de acuerdo a varias ópticas mediáticas dentro del contexto social en el que se desenvuelve?


2.5.- El multimediatismo como estructura social del deportista ecuatoriano.

Para Immanuel Kant, para podre conocer la realidad, se debía dejar de verla y preguntarse cómo se la podía entender; en este sentido, el conocimiento a priori (el conocimiento previo a toda experiencia) era fundamental para poder tener elementos que condicionen dicho conocimiento de la realidad, por lo tanto, ya no era lo “empírico” lo que sería como pilar de entender el mundo, sino lo “trascendental”, lo cual es designado como todo aquellos que no depende de la realidad, sino de las condiciones de la posibilidad del conocimiento. Filosofía trascendental.

¿Qué relaciona toda esta cuestión sobre el multimediatismo del deportista, en especial el ecuatoriano? Varias razones, en especial aquella en la que la mirada de la ciudadanía hace sobre el poder multifacético que los deportistas actuales tienen (ejemplo: David Beckham), en la cual no solo practica deporte, sino que es modelo y hasta casi actor de cine, permitiéndolo desdoblarse de esa realidad en la cual, epistemológicamente, surgió.

Esta connotación de estatus adquiridos son importantes en el espacio de cómo “trasciende” su figura como espuma de cerveza en un vaso, o mejor dicho, como sube de nivel adoptando una posición diferente a la cual se lo conoce; esta cuestiones de desdoblamiento tienen mucho que ver con la capacidad de cómo se hacen prejuicios en el hecho de tener elementos a priori (por ejemplo se pensaba que iba a fracasar en Estados Unidos por la razón de que en ese país, el fútbol no es un deporte de practica cotidiana, como lo es el beisbol o el Básquet), y no se da una cuestión meramente lineal, sino que se va desarrollando en el contexto de la necesidad de intereses que superan el “yo” (se lo llevó a ese país para hacer del futbol un deporte de “mayor interés”). Eso trasciende las cuestiones que tiene que ver con el simple análisis precrítico que se tenga del fútbol, ya que este, como fenómeno social, puede romper cualquier paradigma establecido. “Todos vemos el fútbol como muchas cosas, como deporte, como espectáculo, como muchas cosas de esas. La verdad es que el fútbol ha sido en distintos tiempos en distintos lugares, cosas muy distintas”.

¿Qué sucede en Ecuador con los deportistas?, muchos de ellos adoptan una postura de “cotidianeidad”, refiriéndome al hecho de que, al no ser personajes de imagen (salvo casos excepcionales ), han tenido problemas en su manejo mediático (el poder de imagen sobre todo), que la mayoría de los casos asocia al deportista, en especial a los futbolistas, como vagos y ocupan la plaza de deportistas como una “opción para salir de la pobreza”, error que se da por el hecho de que parte de la ciudadanía consideraba por que se pagaba un impuesto (5%) para la mantención de los mismos para su desarrollo; pero eso, como menciono, es un error hasta consciente, ya que si bien el deportista ecuatoriana asume esa postura, no solo es por buscar un opción para mejorar su vida, sino la del entorno social en el que se encuentra, ya que, por lógica, si en un barrio pobre ven que un conocido suyo surge por méritos propios, los otros lo seguirán, aquí la teoría de lo trascendental Kantiana tiene relevancia, ya que se dan otros puntos de vista con respecto al desarrollo integral que mencioné en un escrito sobre alternativas para el desarrollo cultural de los deportistas aunque para mí, la cultura está en cualquier individuo, ya que esta supera la cuestión del conocimiento, sino que tiene que ver con cuestiones del desarrollo de la persona dentro de sus interacciones sociales.

Ahora bien, por unos pocos, los deportistas (como dije, en especial los futbolistas), sufren el estrago de la indisciplina y son cuestionados por ese hecho (caso Armando Paredes, que fue separado recientemente del Olmedo de Riobamba y se lo conoce más por cuestiones de farándula), aunque hay algo positivo en todo esto: que es lo que no debe ser un deportista dentro de su multimediatismo. Como se dan en muchos casos, la mayoría de los deportistas ecuatorianos, están pendientes del trabajo profesional que hacen (porque el deporte es una profesión), sin ver que es una de las más cortas en la vida profesional de todo ser humano, y son muy pocos los que asumen una segunda o tercera opción cuando toca entrar en el campo del retiro (muchos terminan abandonados, sin dinero, ect.), por eso felicito a aquellos que sí toman seriamente su carrera y están conscientes de este asunto, por eso, la faceta multimediática del deportista debe ser asumida con el compromiso que tienen con la ciudadanía, similar a aquella en la cual el Estado la asume en concordancia con la ciudadanía con respecto a la propiedad .


2.6.- Epistemología cultural del deportista ecuatoriano: ¿Cuáles son sus vínculos interaccionistas?

Concordancia con el aspecto social que la ciudadanía espera de lo futbolistas en relación con el respeto mutuo y entendimiento a lo que implica su filiación como tales es importante en el desarrollo epistemológico que se da a la cuestión ciudadanía-poder mediático-futbol.

¿Cuál es el aspecto fundamental que conlleva a esta relación?, el en ámbito del poder mediático, los poderes de negociación que la ciudadanía apela van más allá de que sea o no un jugador farandulero (por así decirlo) , sino que tienen enfoques que se prestan a: veedurías, observatorios, ect., en donde se conjugan situaciones, los cuales los jugadores se sientan como en casa; además, cada mirada que se le dé, de acuerdo a los intereses individuales y colectivos (sin distinción), apelan a la memoria (se habla mal de los jugadores, como si fueran vagos), y esa memoria es tan recalcitrante que merece un aplauso en última instancia, ya que siempre está ahí, como demonio que nos azuza a cometer algún error (en esta caso, alguna tontería), la cual nos indica el derrotero al cual apelamos; pero, ¿Y lo cultural?, interesante es saber, como se sabe, que cultura es el todo, entendido como hábitos, creencias, normas, símbolos que una o varias personas tienen dentro de una sociedad, haciéndola diferente e igual con respecto a un grupo; por tanto, como cuando Silvester Stallone hace mención a la visión de los militares sobre la guerra y sus relaciones con sus amigos en la primera película Rambo , así mismo seguramente han de tener alguna cosmovisión de cómo se da su forma de vida dentro del campo de concentración donde hacen sus prácticas, cuando desayunan, cuando se concentran de un día para otro, cuando entran al campo de batalla (cancha), cuando salen de ella, ect., no hemos escuchado ese lado, pero nosotros, como ciudadanos (y en muchos casos, como hinchas), reclaman el pésimo rendimiento de los jugadores en la cancha, que andan de farándula, que andan con muchas mujeres, que andan en deuda por cuestiones de pensiones a los hijos, ¿Acaso ellos no tienen derechos a divertirse? ¿Acaso son perfectos para rendir bien todos los días?, ¿Acaso es cuestión de los demás cual es su relación con sus parientes?, es un error considerar malo eso, pero el prejuicio es fundamental en todo: como ellos lo hacen mal, todo está mal; pero la realidad a veces alcanza ribetes de ficción, y hasta culpan de cuestiones personales a los futbolistas, nada novedoso, y en el campo epistemológico, la cuestión es, ¿Qué relación tienen estas interacciones sociales de los futbolistas que tengan que ver con la sociedad, y hasta con la ciudadanía misma?, es obvio que, ellos también son sociedad, y son ciudadanos que, apelando a la lógica, hacen lo suyo; pero eso no debe ser motivo de alejarnos de la realidad: ese asunto es cuestión de mayoría también, no apelando a la voluntad general, sino a que, si ellos cometen un error, también tienen que estar en el ojo crítico (no critiquero ni mucho menos del ojo farandulero), sino de la mirada crítica seria que apela a la racionalidad (no a la moral, ni muchos menos a la mal llamada moral pública), en donde se debata que sucede, que pasa, porque ocurre, que generar para encontrar alternativas a este asunto, ect., ect.

Por demás debo decir que, desde mi punto de vista, siempre he pensado en formar un grupo de individuos capaces de apoyar y generar crítica para el bien del desarrollo del futbolista del Ecuador y del mundo, nos merecemos seguir creciendo en este aspecto.


2.7.- Cultura ciudadana del deporte: Un enfoque liberal del deporte.

¿Cuál es la actual visión de la ciudadanía con respecto al deporte en general? Muy especialmente el gusto por el deporte es casi universal, no conozco algún país que se aleje de esta realidad (ni tampoco conozco grupo social que fomente el anti deportivismo), por lo tanto, es muy liberal en el sentido que hay una apreciación por el deporte, no sólo como medio de entretenimiento, sino como un medio para fortalecer muchas habilidades y a la vez para evitar que muchos de aquellos que lo practica (no solo hablamos del deporte profesional, sino del deporte por hobby) como alternativas para poder relajarse, para distenderse, para evitar una desviación que respecta a algún vicio, como el alcoholismo o la drogadicción (en nuestra cultura se consideran desviaciones, en el sentido sociológico por supuesto); el deporte también ha contribuido a la formulación de políticas serias con respecto a su desarrollo dentro de la sociedad ecuatoriana, en especial con respecto a la ley de deportes, el ministerio del deporte, ect.

El deporte, como institución social, ha permitido el surgimiento de personalidades que han permitido un “direccionamiento de posiciones ideológicas” (por ejemplo: la opinión de Jefferson Pérez con respecto a la Constitución del 2008, desde Beijing, en las Olimpiadas); por otro lado, la cuestión social del deporte, ya mencionada arriba, la cual beneficia poderosamente al desarrollo de la persona como tal.

Ahora, ¿Puede la ciudadanía representar una nueva forma de ver el deporte? En el supuesto que fuere así, la subjetividad con la cual se dé es importante, más sabiendo de donde se pudiera desarrollar: desde el Estado (dirigido por un gobierno), sociedad civil, esfera privada, y otro. Lo que importa es que, cualquier medio que se proponga para una nueva cosmovisión del asunto implica que TODOS sean parte de esa nueva estructura (si existirá, por supuesto), y sí no, y si se está desarrollando, espero que sea para el beneficio de todos, porque el deporte es algo mundial, y está circunscrito como parte esencial del desarrollo de toda la sociedad.


3.- Notas y Conclusiones.

¿Qué podría establecer como una conclusión? No lo sé, pero el futbol siempre nos deja ese sabor agridulce cuando termina un juego (y también los otros deportes, especialmente los de contienda mano a mano), ya que por un lado festejan el triunfo, por el otro sufren la derrota, cosa muy difícil de magnificar en medida establecida por el fanatismo irracional, que a veces se excede y se dan casos que sin duda han dejado marcas que no se borran.

Pero también es no de dudar que el deporte en general nos da esa alegría de poder disfrutar la vida misma, es como volver a nacer y ver la cara de felicidad de esa madre que ha dado a luz a su hijo o hija; es como llegar a tener la dicha de poder amar a ese ser querido y no dejarlo ir…ese el deporte en general, y el futbol muy en particular: nos deja con la emoción hasta el último día de nuestra vida.

Anotaré algunas cuestiones muy particulares:


- El énfasis del futbol dado en el trabajo es debido por la cultura misma: el futbol es el deporte número uno en el Ecuador.

- La apelación a la ciudadanía: Muy político es reconocer que en la actualidad (como ha sido muy recurrente en la historia), el deporte se usa como tarima política, y es el ciudadano quien debe diferenciar (con debates) esa mezcla, que puede causar más de un mal.

- La cuestión de la epistéme o como lograr una racionalidad dentro de la cultura futbolística depende de cada uno de nosotros, aunque soy sincero, los hinchas (y más los fanáticos), muy difícilmente lo alcanzaran, aunque sigue siendo mi ideal.

- A los que no gustan del deporte: Sintiendo una verdadera pena, no saben lo que se pierden.





4.- Fuentes.

- Emile Durkheim, Reglas del método sociológico, capítulo uno.

- Luis Enrique Alonso, ¿Un nuevo consumidor?, http://www.revista-abaco.com/

- Richard T. Schaefer, Introducción a la sociología, sexta edición, 2006, Mc Graw Hill.

- Dietrich Schwanitz, La cultura, todo lo que hay que saber, 2006, Santillana Editores, página 39.

- Peter Burke, Historia y teoría social, Amorrortu/editores, 2007.

- Immanuel Kant, Crítica de la razón pura. (1781)

- La insignia, 17 de junio del 2002, El fútbol como fenómeno social, Doctor Jaime Litvak King. Entrevista.

Publicar un comentario