miércoles, mayo 18, 2011

LA EDUCACIÓN: UN BREVE COMENTARIO SOCIOLÓGICO.

Este trabajo es un pequeño artículo de la lectura de un tema de Emile Durkheim: "Educación, su naturaleza y su papel", de su obra "Educación y sociología". Es natural que se tome a este autor debido a que es sin duda el sociólogo clave en la constitución de la sociología de la educación como un campo autónomo de análisis social. No solo fue el primer sociólogo en ocupar un cátedra de sociología de la educación, sino que fue el único de los "padres fundadores" de la sociología que reflexionó de un modo explícito y extenso sobre la educación. De hecho, su pensamiento educativo se conforma como una ruptura epistemológica con la pedagogía de su época, la cual constituía la visión hegemónica sobre la educación. Las doctrinas pedagógicas se oponían a la mirada sociológica. Los pedagogos consideraban la educación como algo eminentemente individual, de modo que la pedagogía es un corolario de la psicología. Al desconectar el análisis educativo de los condicionantes sociales se acaba entrando en la metafísica; cuestión de qué sea la naturaleza humana.

La amplitud del uso del término “educación” pasa por ser un tema de debate holístico, pues esta encierra más temas que solo la instrucción escolar que se da en el sistema educativo de los diferentes Estados que se conozcan; también es un elemento de información, en donde cada individuo comprende todo lo que lo rodea con el objetivo de establecer ideas sobre un o varios temas. Esta influye tanto a el individuo y a su entorno que aspectos sicológicos y hasta cuestiones de naturaleza están influidas por este elemento que no son perceptibles en el momento, pero al hilar fino se comprende que mayores elementos de análisis sobre el tema tenga una sociedad, mayor será el impacto que recaiga sobre la sociedad misma en la cual viven los individuos que la conforman, es lógico que esto es elemental para formar y desarrollar todas las facultades del ser humano.

Hacer del individuo un instrumento para sí mismo y sus semejantes es propiamente un accionar y un pensar netamente utilitario que se reduce al hecho simple de que  “se espera solo de esto para aquello”, sin cuestionar la no linealidad que encierra este elemento como es la educación cuando se trata de formar individuos capaces, tanto en su sensibilidad, como en su racionabilidad, de ejercer, en diferentes ámbitos y diferentes momentos, los hechos que puedan contribuir al desarrollo de una sociedad. Los ciudadanos universales están (deben) dotados de la educación formal y no formal en un nivel amplio para poder comprender los eventos que se dan a nivel mundial, pues su complejidad amerita mayor carga de síntesis sobre lo que ocurre a su alrededor.

La Historia es muy amplia en este sentido sobre los sistemas de educación, pero sin duda, cada una, en su momento, ha forjado a los hombres ideales de acuerdo la cultura dominante de ese tiempo; es tanto indicar que es difícil educar a nuestros hijos de acuerdo a lo que “me gusta”, pues si bien se da esa posibilidad, también es posible que se alienen por no estar “temporáneo” a ese entorno, lo cual puede ser perjudicial para el desarrollo de ellos. Y esto es fundamental, pues en dicho desarrollo, la capacidad de ir profesionalizando a todo individuo nos lleva a ese camino de especializarlos en cada cuestión que sea inherente a ellos por cuestiones de cómo se han desenvuelto en su entorno y de acuerdo también a sus necesidades locales, para poder satisfacer tanto la demanda de su sector, como para poder satisfacer su desarrollo individual y lograr un gran desempeño en la función o funciones que este llamado a ejercer en su ámbito de acción.
Publicar un comentario