jueves, noviembre 29, 2012

La 14 del Barcelona SC y la desviación social.




Como ya era natural, el BSC logró un triunfo que, en últimos momentos, era esperado, sin embargo, los desmanes ocurridos en el Monumental el día de ayer nos visualizan un escenario interesante en como hay (hubo) una furia reprimida, un sentimiento de dolor que no podían expresarlo con un apoyo o, como se sabe, en apoyar a otros clubes o desprestigiar logros de los locales; cosas que pueden verse como normales siempre que los momentos fluyan, en este sentido, este logró es importante: si observamos los actos delincuenciales (no hay otra forma de llamarlo) a lo sucedido ayer en el Monumental, es muy obvio que más tiempo de espera pudiera haber degenerado en otro acto que hubiera sido aún más lamentable. 

Las desviaciones sociales producto de la furia reprimida conducen a actos anormales e incluso en actos antisociales que pueden atentar contra sujetos o instituciones que nada tienen que ver (Robert Merton nos reseña claramente que este tipo de actos violan normas o expectativas dentro de un entorno específico y/o modo de dominación); el sujeto dentro de estas categorías cometería sin duda actos fuera del llamado "status quo", lo cual, desde cualquier mira, es negativo, muy en especial si buscamos forjar paz entre las diferentes hinchadas.

Publicar un comentario