miércoles, febrero 11, 2009

LA IDOLATRÍA EN EL FUTBOL: ¿POR TRADICIÓN O POR FUERZA Y/O CONTROL SOCIAL?

Trataremos el caso ecuatoriano muy particularmente.

Es intersante que, dentro de la lógica de lo complejo, uno de los temas menos conocidos sea este dentro del futbol. Como sabemos, este deportes es un fenómeno mundial de masas, lo cual incita un análisis muy extenso, pero trataré, en este escrito, ser algo muy concreto, pero específico.

Todos los equipos tiene como meta fundamental crecer y desarrollarse, y dentro de esa meta esta la de ser conocido dentro de su espectro en el cual participa. Barcelona tiene una larga data en lo que se refiere a tradición, la cual se constituye fundamentalmente gracias a el apoyo de todo estrato social conocido dentro de este país: negros, cholos, blancos; de clase baja, media o alta; ect., que le ha permitido constituirse como el referente de el Ecuador desde hace años, inclusive, cuando la selección ecuatoriana no era conocida por su excelente participación dentro de los torneos que participa, especialmente después de su clasificación al mundial de Corea-Japón 2002, Barcelona es un hito referencial en todo aspecto, ya que mueve el área social, económica, cultural y hasta política de este país; se recuerda que Abdala Bucaram, ex presidente de Ecuador, fue a la vez presidente de Barcelona; el Partido Social Cristiano (PSC) tiene una larga tradición diriguiendo al club, de hecho, el actual alcalde de Guayaquil, el Ab. Jaime Nebot, es presidente vitalicio; así mismo ex presdientes como Galo Roggerio o Isidro Romero tuvieron vinculación directa con el partido político en cuestión.

El desarrollo y crecimiento de un club viene ligado fundamentalmente por un proceso metodológico importante, que de una manera no implica que se forje la idolatría. El caso particular es que la Liga Deportiva Universitaria de Quito (LDU-Q) no haya logrado captar ese ámbito "ideológico" por decirlo así, a pesar de lograr lo que el Barcelona no ha logrado: ganar la Copa Libertadores de América y el Vicecampeonato en el mundial de clubes, perdiendo únicamente con el Mancherte United de Inglaterra, campeón de la Liga de Campeones. Entonces, siendo el caso importante mencionado anteriormente, ¿Porque no se da la idolatría por esa fuerza social o establecida por el control social que la Liga a logrado?, ¿Acaso fallaron los Mass Media en eso?, ¿Acaso lo de Barcelona es algo que no se puede olvidar?; sin duda el control social establecido no implica que, a pesar de que la Lga a logrado un título de Libertadores, no quiere decir que otro lo podrá lograr, claro, la posibilidad de que Barcelona lo logre es bien difícil; los medios, especialmente los de prensa y televisión mostraron, como siempre ha sido, lo que sabemos: que con esfuerzo se consigue el cumplimiento de metas claras, y en ese sentido, la Liga formó un pequeño segmento en el cual ya hay tela para cortar y mucho "decir" (En el mejor de los sentidos), de que hemos logrado esto y con pulcritud; además recordemos que Barcelona logró gestas difíciles de olvidar, pero se olvidan tarde o temprano cuando el cimiento fundamental no logra sostenerse fuertemente y se ponen piedars que consoliden con firmeza dichos cimientos; agregando que el trabajo que debe hacer el equipo guayaquileño, debe ser fundamental para la consecución de un logro deportivo, y en eso debe (y mucho), aprender de la Liga.

¿Tradición o fuerza/control social?, no hay razón para establecer un marco concreto, aunque siendo un ejemplo vivo de como los medios (en especial), entronizan ídolos es en Argentina: hoy, Boca Jrs es ídolo de ese país, 20 o 30 años atrás era Independiente de Avellaneda; aunque el caso argentino es muy peculiar, ya que el futbol allá llega a niveles casi religiosos (no hago mención en el término), ya que el amor de un club es tan alto y grande que puede generar hechos que se dan dentro del fanatismo, como actos de vandalismo dentro de los estadios, cosa que en Ecuador no se ha dado en esas magnitudes; o como en Heysel, Bruselas, cuando 39 personas fallecieron en el encuentro del Liverpool ingles y la Juventus Italiana en la final de la Liga de Campeones de 1985.

Estos 2 pilares de constitución de la idolatría dentro del futbol puede darse hasta por subjetividad (En lo personal no soy hincha de Barcelona); queda en los hinchas, periodista y todo afin a este deporte teorizar (y poner en prueba), esta idolatría, que dentro del ámbito del deporte en mención.
Publicar un comentario