jueves, febrero 26, 2009

¿SOCIEDAD CIVIL EN EL ECUADOR?

Mucho se habla de un tema tan relevante en Ecuador, debido que ya no se notan claramente los movimientos o tendencias que servían de contrapeso al poder político; aquellos actores que siempre se movilizaban en defensa de determinados grupo de interés. En el gobierno de Rafael Correa se ha "desmontado" por así decirlo, a dichos grupos.

¿Qué es sociedad civil? Gellner dijo que es el "conjunto de diversas instituciones no gubernamentales que tienen la fuerza suficiente para hacer contrapeso al Estado"; eso no se ve. Antes, durante otros gobiernos, era muy común ver marchas en favor de determinadas reivindicaciones, tanto sociales como políticas, que tenían el respaldo de todo el gremio que plegaba, y muy probablemente de un determinado segmento de la población. Cosa normal, en países democráticos, es muy factible estas tendencias, ya que permiten darle al ciudadano común una idea de que el Estado, en el cual el gobierno de turno es su representante, no estaba "desamparado"; pero hoy eso no se ve, gran parte de dichos movimientos están con el gobierno de Rafael Correa, y es muy probable que no protesten, debido a que el mismo recogió sus demandas y las incorporó al poder de alguna manera, aunque esto es bueno (a mi pensar), deja en manos de un gobierno la tarea que a la ciudadanía le toca, que es la de fiscalizar dichas propuestas, como dice el sociólogo Julio Echeverría es que "las organizaciones han delegado a un líder personalista lo que tiene que hacer la sociedad, convirtiendo en agente de cambio; además que la Constitución neutraliza y despolitiza a la sociedad. Ésta ya no tiene que hacer nada: está todo dicho en la Carta Magna. Lo que los actores políticos tienen que hacer es implementarla y si no lo hacen serán sancionados". Esto es difícil teniendo en cuenta que los ecuatorianos siempre han sido fundamentalmente críticos de modelos en donde se diga que es lo que tiene que hacer, pero la falta de ideario dentro de dicha sociedad civil no despega (o tal vez no exista, como se sugiere), sino sea simple veedora del cumplimiento de dichas norma que ya están escritas, como un conjunto de normas dictadas para su aplicación.

Rafael Correa ha taponado de una manera muy inteligente la capacidad misma de reacción de dicha sociedad civil, a tal que existe una función "de participación social", pero que es parte de la estructura del Estado, ¿De qué sociedad civil se habla ahí, si sus decisiones pueden afectar a la misma esencia del Estado?, no concibo que se hayan desaparecido dicha sociedad civil, ya que queda desprotegida el ciudadano común y la misma razón de ciudadanía queda en entredicho, ya que esta no es algo que se regala u otorga el Estado, sino que se construye con ideas fundamentales y practicadas en el hecho del diario vivir; pero esa "sociedad civil" es parte de gobierno, entonces por su lógica es ya "sociedad política", por la razón mencionada; y en esto los Partidos Políticos han contribuido esencialmente a que se dé este hecho relevante, ya que son ellos los que deben canalizar las ideas y demandas que la sociedad requiera, pero sabemos que los PP están en terapia intensiva.

¿Existe sociedad civil en el en Ecuador? Se estima que si ha habido, esta ha sido minoritaria, sin embargo, personalmente me queda una duda, ¿Quienes son, o han sido sociedad civil?, muy pocos de esos movimientos han sido representativos reales para con los suyos, y muchos menos lo han sido para la mayoría de los ecuatorianos; muchos de ellos, como se sabe, por ejemplo, el MPD, este movimiento se dice de sociedad civil y siempre ha protestado por la privatización del seguro, pero como gobierno no critica el seguro del SOAT, que es uno privado. Muchos de estos movimientos han sido, de alguna manera, parte de una sociedad civil que ha sido de papel, que no ha representado realmente y que, con el fenómeno Correase ha mostrado que no ha tenido la capacidad política y social real de ser contrapeso, más bien ahora son parte, y se silencian ante la realidad que, si fuera otro gobierno, hace rato hubiesen salido a protestas a las calles sin mirar las consecuencias que eso genera.

¿Alternativas? A mi pensar se debe idear una nueva sociedad civil enmarcado en principios como la alternabilidad y el respeto hacia una idea clara sobre la defensa y el desarrollo de políticas que encaminen al nacimiento de ideas que se fundamenten en realidades, como por ejemplo la defensa de los niños; o el de los jubilados; también considerar la posibilidad de crear una gran convergencia en donde tendencias, incluso opuestas, se centren en generar programas para su aplicación, no dependiendo exactamente de gobierno, sino desde fuera de este y ser una alternativa de régimen para crear bienestar a los involucrados en estos programas; recordemos que gran parte de la sociedad civil que es parte del gobierno, ya cumplió su etapa, ahora es necesario (y por mucho), un nuevo derrotero para redireccionar las políticas que se están dando dentro del marco institucional del Estado, ya que debo aclarar que la verdadera sociedad civil jamás debe ser parte de gobierno, y si lo es ya no sería tal cual civil, perdería dicho sentido serlo, también recordando que ninguna función estatal tiene la potestad de ser "la expresión absoluta de la participación ciudadana", sin sentido y hasta risible es pretender imponerse (y arrogarse), la capacidad de la ciudadanía en generar ideas que le permitan participar. Ser veedor ciudadano es un elemento necesario en el pensamiento ciudadano por lógica natural deductiva; jamás se debe pretender hablar a nombre del pueblo, así mismo tampoco decir que es lo absoluto, esas ideas murieron hace siglos.




Fuentes:


Peter Burke, Historia y teoría social, amorrortu ediciones, 2005, página 118.

Revista Vanguardia, del 17 al 23 de febrero del 2009, #176, páginas 14 y 18 al 22

Publicar un comentario