martes, mayo 05, 2009

LA DEFENSA DEL STATUS QUO RELIGIOSO O COMO PROMOVER DESDE UNA TARIMA EL APOYO DE LO ARCAICO.


Carrie Prejean, actual Miss California y virreina de Miss Estados Unidos ha sido clara en manifestar su idea de Matrimonio: "el matrimonio debiera ser entre hombre y mujer"; esto causó ira en determinados sectores conservadores, pero en especial a un liberal conocido como Perez Hilton, conocido bloggero que es homosexual y que ha considerado inoportuna la declaración de dicha Miss durante dicha competencia, en donde Hilton ha sido juez y que, si hubiera ganado la corona, el mismo se la habría quitado; Prejean se ha defendido al aducir su honestidad sobre el tema en cuestión y que lamenta mucho lo de Hilton por sus declaraciones, agregando además que ha recibido más muestras de afecto y poca demostración de odio por lo expresado.

Interesante es saber, desde mi ideal, lo que se ha dicho, ya que si bien es cierto que el matrimonio "debiera" ser entre 2 personas de diferente sexo (desde el ideal de las religiones que la propagan), es también interesante la corriente que considera que el matrimonio "debiera" ser entre 2 personas del mismo sexo. Prejean en el fondo ha sostenido el siempre Status Quo, ya que hubiera aprovechado su tarima para denostar, por así decirlo, lo nefasto que es un contrato forjado a base del engaño y lo superfluo, que se basa en el argumento de que al no haberlo, se puede tergiversar el ideal de familia; como he dicho en un anterior escrito, la familia no se sustenta en el contrato matrimonial, sino que esta se desarrolla en cada sociedad de acuerdo y acorde a sus expectativas en que cada una de ella se dé y no por el hecho de que se forme en dicho contrato.

Muy ciertamente el matrimonio no se da por obligación, pero esto implica ya un conjunto de derechos y deberes que también pueden darse dentro de una unión sin dicho contrato, bajo el precepto del respeto mutuo que, con el tiempo, se sabe diluir con una "obligación" preescrita...El punto referencial radica que, en cada una de las defensas establecidas (tanto de Prejean como de Hilton), no se hace un énfasis en la relación en donde el contrato matrimonial no este dentro de dicha discusión, sino que sostienen, desde diferentes puntos de vista (en especial de género), el pilar del Matrimonio, cuando debiera ser que se adopte una tercera vía en relación a las necesidades actuales del comportamiento social, o ¿Es la Iglesia Católica u otras Iglesias quienes debieran normar nuestros modelos de conducta de acuerdo a nuestros ideales de convivencia humana? ¿Es natural que no se dé opción a una tercera vía ante las nuevas coyunturas sociales? ¿Es viables que no se dé espacio a estas nuevas formas de convivencia social? La defensa, tanto del uno y del otro ponen en perspectiva una idea de que "esto...no implica aquello"; no debemos olvidar que la Iglesia Católica defiende el no uso del condón ya que la abstinencia es la única forma 100% segura de no contraer enfermedades venéreas, en especial el SIDA, pero tampoco olvidar que muchos de sus integrantes al no usarla permiten que engendren hijos que, a la postre, no tendrán ni siquiera la oportunidad de tener de cerca a su ser querido que lo procreó, no olvidar que todo esto legítima, desde esa vista, la idea de que el Matrimonio debiera ser el pilar de la familia, pero tampoco olvidar que la familia existe desde las épocas bíblicas.

Por concluir, siempre seré partidario de una tercera vía, y como consecuencia, respeto mucho el derecho de las personas a decidir su libre forma de convivencia social, siempre que esta se dé dentro de los hábitos del respeto, la comunicación, ya que estos son pilares de toda unión, ya sea contractual o no.
Publicar un comentario